El temporal Filomena se dejó caer también por nuestros colegios. Tras dejar los patios cubiertos de nieve, varios padres, alumnos y ex-alumnos del colegio no dudaron en ayudarnos a limpiarlos para que pudiéramos abrir el 20 de enero. Desde aquí queremos agradecerles su desinteresado gesto, lleno de bondad y generosidad. Que la Virgen del Patrocinio nos bendiga y nos proteja con su manto durante lo que resta de curso escolar.